jueves, 27 de diciembre de 2007

TEATRO: El llibertí


Miedo me da que se puedan sacar conclusiones superficiales de esta obra. Porque no es difícil creo, si te quedas en la primera impresión. Si no dejas que te impregne. Pero si vas un poco, no mucho más allá, ves preguntas. Preguntas que no se responden, pero que se ejemplifican en la propia obra.

Es fácil ver cierto paralelismo con El banquete (o del amor), de Platón. A veces, intentando teorizar sobre algo, lo llevamos a la realidad de manera totalmente diferente a lo que pensábamos. Y así, la búsqueda del significado de una sola palabra da para horas y horas de debate (o como mínimo, para dos horas de teatro). Bendita dialéctica.

Joan Lluís Bozzo (¡y no Juan Luis!) dirige a seis buenos actores. Bozzo suele acertar con sus elecciones, tanto respecto a obras como a protagonistas. Así, en El llibertí (El libertino), el filósofo Diderot recibe el encargo de escribir un artículo para la enciclopedia sobre La moral. Intentando cumplir con su cometido, Diderot trata con hasta cuatro mujeres, su mujer, una pintora, su hija y la joven hija de un amigo, que le hacen ir replanteándose constantemente el artículo. Lucha de sexos y lucha de la razón contra la razón. Diversión y reflexión, todo en uno. ¿Qué más quieres?

Conclusión: Buscando en el diccionario, la moral se define como "Ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia".

Nota: A

3 comentarios:

procsilas dijo...

el que està clar és que et va deixar parat!!!

albatros dijo...

:) El que m'ha deixat parat és la CICYT!!! :_(

procsilas dijo...

FUERA, FUERA, FUERA!!!