martes, 14 de julio de 2009

CINE: Tres días con la familia

procsilas, hace ya unos meses, nos habló de la opera prima de Mar Coll, una joven directora catalana. Pasó el tiempo y, hace no mucho leí o escuché en algún sitio que Tres dies amb la família había sorprendido a propios y extraños en el Festival de cine de Málaga. De hecho, se llevó gran parte de los premios importantes: actor, actriz y directora, por supuesto. En fin, una tentación.

La pelicula en mi opinión es redonda. Comenzando con los actores y actrices (especialmente, en mi opinión, la chica y el padre), y acabando con la intención detrás de cada plano, de cada subida y bajada de volumen, etc. Todo es tan intencionado... Hay películas que juegan con el silencio, otras incluso, se atreven con la oscuridad. En Tres dies amb la família, Mar Coll se atreve con recursos mucho más interesantes y originales (como mínimo para mí) como permitirse ocultar sutil y no tan sutilmente conversaciones en el barullo de un bar. ¡Magistral!

La historia es sencilla y real, la ves y te ves, porque hay personajes para todos, acciones y reacciones para todos. Es una historia humana, pequeña, y a la vez, gigante. La familia, las relaciones, las no relaciones, los yos, los nosotros, los que están, los que no, los que quedan, los que se fueron, las obviedades, las metáforas, y mil cosas más.

Conclusión: Gracias, procsilas

Nota: A (Gracias, Mar)

12 comentarios:

procsilas dijo...

si es que al final me lo creeré y todo!

albatros dijo...

¡Ah!, tú sabrás. :)

Don Luis dijo...

Yo lo más que he estado con mi familia fueron 9 meses practicando submarinismo.
Y lo practiqué yo solo.

albatros dijo...

Me ha costado, lo reconozco. :(

Don Luis dijo...

De qué color es el caballo daltónico de Santiago?

arya dijo...

¿esta mañana había una entrada nueva o lo he soñado? sobre la película de Borat (bueno, la nueva de ese actor)

arya dijo...

ahora me vuelve a salir la entrada de Bruno. El calor está reblandeciendo las pocas neuronas que me han quedado vivas después del semestre...

alberto dijo...

A mi la película me parece una pasada. Estoy contigo. Todo es redondo. Yo, si me tengo que quedar con algo, es cómo utiliza a dos personajes clave en la historia; Virginia (una de las tías de Léa, la protagonista) y el abuelo. Al Abuelo, sobre el que pivota toda la historia, no le vemos nunca. Sólo un par de fotos que tampoco nos dejan ver muy bien los rasgos. Y, sobre todo, Virginia. Durante media película se convierte en un personaje magnético. Y cuando hace acto de presencia, mantiene la magia.
Yo también la he comentado en el blog!
Un abrazo!

albatros dijo...

Totalmente de acuerdo, alberto. Y felicidades por el blog. Muy recomendable.

Anónimo dijo...

EN ESTA PELÍCULA SALE MI HIJO DE FIGURANTE EN ALGUNA DE LAS FOTOS ANTIGUAS. ES UNA PASADA DE PELÍCULA. Y LAS PERSONAS QUE LA HAN HECHO POSIBLE SON ESTUPENDAS Y MUY PROFESIONALES.

Anónimo dijo...

es una película muy real y que nos refleja la realidad.
Donde se puede comprar???

MARIA dijo...

LAS FOTOS ANTIGUAS EN LAS QUE ESTAN EN UNA TERRAZA LA FAMILIA CUANDO LOS PROTAGONISTAS SON PEQUEÑOS, ES LO MEJOR DE LA PELICULA. ES MUY TIERNO.