jueves, 15 de marzo de 2007

Me mento

Precisamente hace un momento me preguntaba si la memoria, per se, es una maldición o una bendición. No logro recordar exactamente por qué, pero lo pensaba. Así pues, ¿es realmente necesaria? Bueno, los peces, dicen, tienen una memoria temporal de unos dos segundos, aproximadamente. Y lo cierto, es que no les va tan mal: son capaces de vivir en una pecera y no volverse locos. Claro que si les echas comida insistentemente, no recuerdan haber comido y mueren, de gula mala memoria.

Es mi filosofía seguir aquello de carpe diem, y por lo tanto, vivir el presente. Nada nuevo, la verdad. El pasado, como su propio nombre indica, ya ha pasado. ¡Y que viva Perogrullo! Por algún lado oí que no se puede vivir del pasado. Y el futuro, el futuro no existe. Existe la posibilidad (o probabilidad) de que exista, pero lo cierto es que ningún inversor de bolsa compraría una sola acción de la empresa futuro S.A. Bueno, eso creo.

Dejando el futuro de lado, ¿qué nos pasa exactamente con el pasado? ¿No nos damos cuenta que normalmente nos suele traer problemas? Solemos recordar hechos de nuestras vidas normalmente negativos, que ya nos amargaron el presente pasado. Nos dejamos perseguir por nuestro propio dolor, cuando ese dolor debiera estar enterrado. Y por otro lado, cuando no es así y recordamos cosas buenas, nos estamos negando disfrutar del presente. La memoria es una trampa del tiempo, para apartarnos del presente. Todos caemos, disfrutando de lo que ya no es, o lo que es peor, sufriendo lo que ya fue.

En fin, voy a proponer. Bueno, antes de proponer, diré que tod@s aquell@s que me conocen, saben que tengo poca memoria. L@s que me conocen bien, saben que en mi caso, claramente, es bendición y que le se sacar provecho. Entiendo que no es fácil o que no a todos nos cuesta lo mismo, pero creo que con un poco de actitud podemos dejar de vivir de rentas y disfrutar de lo que tenemos. ¡Olvidemos un poco, señor@s!

Bueno, espero les sea de ayuda mi comentario. Y para cualquier cosa, ya saben donde me tienen. No lo olviden.

13 comentarios:

redhan dijo...

“Borrón y cuenta nueva, olvidemoslo, dijo el que te acababa de quemar el coche”... ;P (esto no es un refrán, claro, solo se me acaba de ocurrir).

Ah querido Abatros, en la ignorancia está la felicidad dicen algunos. Pero a veces los humanos aspiramos a algo más. En mi opinión, porque cuando se entra en temas filosóficos solo hay opiniones, solo existe el pasado como un cúmlo de acciones que sucedieron. Pero tus recuerdos se materializan en este instante, y por lo tanto, son el presente. Así pues, no vivimos de rentas ni de cuentos de la lechera. Todo nuestro bagaje y lo que tenemos ES parte del presente y nos define como las personas que somos: únicas y diferentes.

Olvidar es como decir “no quiero tener los dedos tan largos, me corto un trozo y ya está”. Algunos lo hacen con bisturí y precisión de cirujano, otros con un machete y a las bravas...pero da lo mismo, todos ellos pierden una parte de si mismos. La clave está en encontrar la fórmula del presente; la combinación de pensamientos (aspiraciones y recuerdos) y el entorno que te rodea, todo lo que posees en este mismo instante (en el presente), de modo se materialice la felicidad.

Y es que, y esto ya si que me lo copio de otro y no es ninguna ocurrencia mia improvisada, recuerda que uno no puede realmente conocer la felicidad sin sentir también tristeza o la ira...por lo que nada es realmente negativo, a menos que te dejes llevar por el torrente y pierdas el control(*). Olvidar te hace menos humano...¿quizá te convierte en pez? (ahora podrías cantar lo de “quisiera ser un peeeeez, para tocar mi nariz en tu pecera...”)

(*) Lectura recomendada: Dragon Head, Minetaro Michizuki, 1999. Si bien en este caso el autor se centra en el miedo, más que en la tristeza o la ira. Te lo recomiendo...¡porque sí! ;)

albatros dijo...

Bueno, parece que reeditamos una discusión muy antigua. Como mínimo, de principios de los 90, cuando "estudié" filosofía clásica.

Yo diferenciaría la memoria de la que yo hablo, de la que mencionas en al final del segundo párrafo. Lo que nos va pasando en la vida, nos deja marcas, a veces buenas, a veces heridas. El ser capaz de "olvidar" (en el sentido de relativizar o simplemente pensar que aquello "ya pasó") creo que puede cicatrizar esas heridas. Eso sí, la marca queda y eso ya no nos lo quitamos de encima.

Oye, redhan, este es un blog serio, a ver qué referencias ponemos! ;)

redhan dijo...

>Oye, redhan, este es un blog serio, a ver qué referencias ponemos! ;)

No está bien criticar sin conocer... no lo olvides ;)

albatros dijo...

Disculpa, redhan, pero no suelo leer manga. Eso sí, como van a hacer la película (o quizás ya la han hecho), prometo verla. :P

La Revolución dijo...

Su entrada no conjuga con su réplica a Redhan. Su discurso es bonito y positivo, como todo lo que escribe por otra parte. Pero no se sostiene, debería releerlo una enésima vez. Ahora.

Aunque vd sí se mantiene en pie, incluso echado palante parece ser en esa sana cirugía de la memoria de la que "goza".
No seré yo el que deje de respetar su felicidad, por mucho que esta pueda resultar insultante en su entusiasta proselitismo.

"Echando la vista atrás" diría que no se es feliz, se está contento. Y eso a pesar de sonar tan futil en el tiempo, cuando ocurre es mucho. Incluso es de verdad.
Aunque yo tampoco seré quien menosprecie aquí la mentira, que al fin y al cabo tiene muchísimos más usos y réditos, y "dura" también muchísimo más.

Me extendería ahora en filosofías de principio de los 90 y de antes incluso. Pero en este clima jovial que su blog transpira en cada byte sonarían tan lejanas como una estratigráfica datación del cámbrico.
No remenaré con un palo la caca de los trilobites en el marco de su luminoso mensaje. Buscaré otra imagen alegórica.

Me limitaré entonces a "mentar" una antiquísima entrada suya.
Diría que precisamente la espiral es una buena imagen para iconizar el pasado y su existencia, persistencia y esencia en la última de las esferas abiertas que justo ahora percibimos.

Como matriuskas con intereses encontrados, con gestos diversos e incoherentes. Con hombreras y sangrantes operaciones de las que aún notan los puntos en días de tormenta sus hermanas más grandes. Así estamos, llenos de cosas. A veces en plenitud, otras empachados.
Si nos golpean no sonamos como un alegre tabique de pladur. Sonamos a cimientos, a paredes que llevaron tatuada nuestra sombra mientras besábamos, a cientos de habitaciones y decorados que han sido de verdad y en los que de verdad estuvimos quejándonos de algún otro pretérito golpe. Suena a "ocupado".
Vamos, que hay alguien.


Saludos luminoso albatros.


http://larevolucion.blogspot.es/

albatros dijo...

Discúlpeme la revolución por mis "positivas" entradas, pero simplemente intentan responder a lo que vivo y pienso. Quizás las cicatrices que tengo me hayan hecho así. Eso me hace feliz, o como usted dice, contento. Pero lo que realmente me hace feliz es lo que vivo en el presente. Lo pasado ayuda, o no. Depende de cada uno. Yo, personalmente, opto por relativizarlo, por "olvidarlo".

Me gusta, y le felicito por la metáfora de las muñecas rusas, pero sigo viendo círculos, no una espiral (acepto que hago trampa aquí, pero círculos son, ¿no?).

Y no crea que todo lo olvido. Sus comentarios, me "cuestan", pero me "quedan".

Interesante su blog, duro eso sí, aunque quizas el "luminoso" albatros, no debiera hablar del "oscuro" larevolucion. Que la fuerza le acompañe.

procsilas dijo...

oblidar és enganyar-se, per la seva impossibilitat

Testimonio dijo...

Si el pasado es un asco (vamos, vamos, piensenlo ustedes bien y veran que todo lo que han hecho podrian haberlo hecho mejor) y el presente es la suma de las acciones pasadas, yo no sere el que desvele que la vida es una pena pero que es aun peor si te quedas en el sofa.

Yo, particulamente, llevo semanas tirando todo mi pasado a la basura, o al menos los mementos que guardaba bajo la cama (que son los unicos que me quedaban). Al final decidi tirar la cama directamente. Ahora duermo en el suelo y por la mañana no me acuerdo de otra cosa que de la madre que me pario.

Luego, durante el dia, tengo un humor de perros que se acrecienta a medida que se aproxima la noche y es que, parejo a las cucarachas, dormir en el suelo me da panico (imaginense si ademas se acercaran las muy cabronas).

albatros dijo...

Testimonio, yo, personalmente, no me preocuparía por las cucarachas. Seguro que ellas le tienen más miedo que usted a ellas. Hay que ser fuerte.

De todos modos, me comprometo a hacer un esfuerzo de inspiración y más adelante recoger todo mi conocimiento sobre estos ortópteros que tan imposible le hacen la vida. Yo, también compartí habitación con algunos de ellos.

Mientras tanto, creo casi obligatorio visionado la película El cuchitril de Joe (http://www.imdb.com/title/tt0116707/).

Anónimo dijo...

Ui..pues yo pienso que en hay que ser FELIZ ahora! No olvidar el pasado porque forma de nuestras vidas y hay que mirar el futuro viviendo el presente. Pues ahí queda...Sed felicen amigos!!! :·D

Iratxe

Don Luis Mata dijo...

El comentario de "la revolución" está muy bien escrito. Posiblemente sea lo único que tenga el chico, así que se lo concedo.
También diré q así a bote pronto me parece un soberano soplapollas, perdón "zote". Sí, "zote" le pega más.
Q me lo podía haber currado más para buscar sutilezas literarias para darle en la cresta? Pues sí, pero es q luego el muy ladrón haría un copypaste e iría a otro blog a seguir con sus ingeniosas sobradas.
Si es lo único q se le da bien al chico, q se lo curre al menos el muy zooote. Q es un zoooote.

Y vaya, q con la peste q me ha dao este pavo se me ha olvidado de q iba todo esto.

albatros dijo...

Paz, señor@s. Todos tenemos nuestra opinión. Podemos discutir las opiniones, pero intentemos, eso sí, no adjetivar a las personas. No voy a borrar el comentario, pero, don luis mata, tiene targeta amarilla. Me apunto el número.

¡Ale!, sigan jugando.

Don Luis Mata dijo...

Rafa no me jodas!!