miércoles, 18 de julio de 2007

La ciencia desconocida

La gran mayoría de gente estudia y conoce, a lo largo de su vida, las leyes más famosas de la física, las matemáticas, la química, etc. Así pues a veces más, a veces menos, nos suenan la ley de los vasos comunicantes, la de la conservación de la energía, la de los grandes números, o teoremas como el de Pitágoras.

Otras leyes, aunque menos conocidas, y menos científicas, determinan nuestras vidas. La más conocida posiblemente sea la Ley de Murphy. Seguro que han oído hablar de ella y de sus efectos.

Pero hay otras leyes que no por ser menos conocidas son menos importantes. Una de estas es la ley de la ruptura. Esta se enuncia de la siguiente manera: Al final de cualquier relación de pareja, a los interesados desinteresados se les provee de un ticket canjeable por un y sólo un encuentro sexual adicional.

Esta es una ley que much@s no conocen, pero viven. Es como la ley de la gravedad. No todo el mundo la conoce, pero a tod@s nos afecta. Hay mucha investigación detrás de esta ley, aunque también semidesconocida. Pero sí que creo que es importante resumir algunos descubrimientos: Es muy importante, repito, muy importante, tener claro que sólo hay un ticket. En caso que haya más de un encuentro a posteriori, los efectos son inesperados (normalmente malos y en ocasiones, fatales). Por lo tanto, recuerden, sólo un ticket. Además, está ampliamente demostrado que el ticket no caduca, así que es importante no perderlo, ya que alguien podría encontrar el ticket, y ya se sabe. Por último, si usted estuviese dispuest@ a utilizar su ticket, sepa previo al encuentro que sólo verá en su ex-pareja cualidades. No se equivoque, y en ningún momento permita que un buen momento eclipse las razones por la que la relación acabó. Y recuerde, lo acabado, acabado está y ticket, no hay más que uno.

23 comentarios:

AhSe dijo...

Hombre, no se que tal tus parejas, pero yo nunca he tenido ningun ticket del tipo y mis ex mucho menos. Hasta me sorprende que hables de tickets...

albatros dijo...

Bueno, es una manera de hablar (no hay que tomarselo al pie de la letra), pero te puedo asegurar que existen.

De hecho, he investigado bastante sobre el tema.

De todas maneras, me apunto tu experiencia, porque los contraejemplos tambien se tienen que considerar.

Manel Ferrando dijo...

Yo no soy un experto en el tema, pero he leído mucho y me gustaría saber si los tickets en cuestión se pueden transferir de un amigo a otro. Otra pregunta que me viene a la cabeza es si puedes utilizar los vales de diferentes exnovias con la que esté más buena, o con la que sufra más por volver a repetir dicha experiencia.

Muchas gracias

procsilas dijo...

¿y no hay T-10 o mejor aún T-50/30?

Anónimo dijo...

tú lo que eres un viciosillo...

albatros dijo...

Señor Ferrando, siento decirle que los tickets son bi-personales e intransferibles, ya que no pertenecen a uno sólo de los componentes de la pareja, sinó a los dos. Tendríamos que entrar en temas de física cuántica para justificar esta afirmación (puede leer algo de Jefferson (1996) o Lui (1999) que son los grandes referentes en el tema.

albatros dijo...

Señor procsilas, uno y sólo uno. Usted claramente habla de otro tipo de escenarios, no menos interesantes, pero no relacionados de manera directa con el que nos ocupa.

albatros dijo...

Señor/a anónimo, nada más lejos de la realidad. Yo, me limito a analizar y compartir los resultados.

Anónimo dijo...

No, si nosotros (por no ser nadie y ser a ratos uno y a ratos otro) nos referíamos a Procsilas. Qué viciosillo!

procsilas dijo...

¿por qué? ¿por pedir descuento por cliente habitual?

el mundo está lleno de viciosillos!!!

La Revolucion dijo...

Al fin, querido Albatros, al fin alza usted el vuelo y nos convida a participar en un tema realmente interesante, por medianamente cierto y absolutamente antipopulista (políticamente incorrectísimo esto para lo bajo que tenía usted el listón). Veo que el verano se lo ha izado por encima de los 90 grados, y me congratula y alivia comprobar que es usted más ave rapaz que palomo cojo, después de todo.

En definitiva, me gusta usted así, menos soso, bien erguido. En posición de ataque.


Más allá del “amor después del amor”, usar a la mujer después de usada. Acaso no suena eso maravilloso?

Es un tañer puramente animal de pechos otrora respetados, evocados, sugeridos al tacto de un abrazo. Mordidos ahora con ahínco antes de lanzar el mondado hueso al suelo.

Cuando se ha compartido la efervescencia de los primeros escarceos, las cucharadas de helado alternas, los semáforos que se ponen rojos y verdes esperando a la pareja obnubilada en su primera decena de besos...
Es cierto que no existe mayor placer que poner en orden los espejismos a golpe de realidad, a embestidas de sincero desahogo.

Ahí se es coherente con la carne, con su pasar y pudrir, acompañada en ambos verbos con lo que se entienda por espíritu.
Los relojes enclenques de Dalí, el tiempo y sus furibundos epílogos(cuando ya deja de disimular que andaba pasando por aquí), las escamas que caen en nuestras bañeras.. Todo eso encuentra en ese gesto enérgico que usted menta las últimas salvas en su honor, su medalla, su merecido medallón.

A pesar de lo que pudiera parecer, de esta manera, vejando en la propia esencia la naturaleza pura de la ilusión (que siempre estuvo llamada a ser la acepción más cruda del término), es cuando somos hombres en total armonía con nuestro miembro, y no dirigidos por él.

Mancillar con ese acto compulsivo de golpes secos y rápidos en pos de aprovechar el blanco poso del yogurt, hasta que no quede nada de crema.. Eso digo yo que es Dignidad, Coherencia y saber rubricar una obra cuando la ves terminada.

Esa última mancha que pende y etiqueta la prenda pasada de moda que tantas veces se ajustó al propio sexo e incluso al renombrado "amor"..
Eso resume todo el humo y los espejos, las serpentinas cegadoras de olores y roces abrumadores, las preciosas verdades de corazón rápido y de única y real prolongación vertical, en la que aún cabe sentarse.

Las cosquillas, la tradición de ese amor como ilusión de permanencia, se resume, se consigue atrapar dentro de un espacio tan pequeñito como uno o dos o tres orificios (cuando con anterioridad engañó haciéndose pasar por un infinito universo propio).
Ya sólo quedan esos agujeros negros que todo lo absorben.

Y entonces un último dolor, pero esta vez físico, muy punzante. Y saber que más dentro del otro no se estará jamás. Ni se estuvo, desde luego, de ninguna manera.


En fin. Lo dejaré aquí aunque es un tema interesante, como digo. No querría hacerme pesado.

Desde luego la realidad es una gran materia que tratar amigo Albatros.
Bienvenido a ella.


Saludos

daymon dijo...

Por todos es sabido que las conocidas teorias sobre Alice y Bob son aplicables en estos temas, pero con algunas restricciones. Si ambas partes tienen un "spin fuerte" (leáse entero), dicha teoría no s válida y las consecuencias pueden ser imprevisibles. Se han dado casos...

evidencia dijo...

Señor Albatros, no se me habría ocurrido nunca que pudiera estar de acuerdo con su alter-ego disonante y poco correcto.

Quizá sea el bajón de audiencia en sus últimas entradas lo que ha hecho que tenga que sacarse de la chistera una entrada más ramplona y cercana al hombre de la calle, aunque no por ello (y quizá debido a esta causa) menos sincera y vigente.

Permítame por ello ser un tanto crítico y dar una vuelta de tuerca más. Pese a coincidir con usted en que la existencia de este corolario de la vida de la pareja es tan cierto como desconocido, desearía hacer incapié en que todo este asunto es aplicable únicamente al hombre, no a la mujer.

Leyendo al Sr. Revolución me vuelven a la cabeza las recientes palabras de un íntimo amigo mío y mejor poeta en las que ensalzaba el buen saber hacer de Dios en la creación de la mujer.

Piénselo bien, gracias a su divina contrucción a ellas no les hace falta ningún ticket.
Le conozco a usted, les conozco a todos ustedes. Aunque no quieran admitirlo, prefieren un polvo a un litro de horchata y si es con una ex a la que odian, mejor. ¿Por qué? Puede usted llamarlo venganza, despecho o "TOMA YA! SO PUTA!". ¿Reflejo de un amor frustrado? ¿Último espasmo de su comunión como pareja? Permítame reir.
Como ya dije en su anterior entrada ¿Salud, salud o salud?: "Qué hay mejor que un polvo rápido y vejatorio?".

Y es que este último vuelo sin motor está reservado a seres poco escrupulosos, gente que disfruta sacudiéndose el pene después de mear tras haber realizado concursos de distancia. Personajes, quizá menos elaborados, que viven toda su vida para momentos como estos en que gastan el ticket.


Pero qué momentos, carajo!

AhSe dijo...

Dios mio, cuantas aberraciones se han escrito aqui sobre un polvo!!! Nunca he pensado que un polvo fuese mucho mas que... un polvo. :-|

La Revolución dijo...

Querida Ashe, por lo que he ido desgranando acerca de ti en este blog, andaba casi convencido de que no tenía el placer de conocerte en persona.
Después de esta última revelación veo que es así con total seguridad.

La Revolución dijo...

Querido Anónimo, Evidencia y pretendido misterio de la Trinidad.
Si intentaba referirse a mí mentando al "alter ego" del sr Albatros, le aconsejaría encarecidamente repasar la definición de dicho término.
Aunque ya supongo que no dará vd abasto.

Lamento traer a mi rebufo energúmenos procaces que cocean el elegante arte de la sibilina chanza.
Si se levantara Lázaro (Carreter) vería cómo "el dardo en la palabra" tantas veces es suplantado por un ruidoso matasuegras falto de gracia, tan impúdico como grosero.

Más allá de sus patentes dificultades en el uso del mismo, opta vd por un lenguaje muy chabacano y carente de ironía alguna como para permitirse "tildarme" a mí de "poco correcto".

En resumen, le "prefería" a usted "sin tildes". Sin misoginia y sin Hincapiés.
Cuando se parecía algo menos a un eco.


saludos mi carismático amigo.

TinkerBells dijo...

Sr. Albatros,
Me ha costado unos minutos recomponerme tras los comentarios leídos por aquí.
En primer lugar veo que la parte física y matemática de la vida a pocos le importa, pero viendo los comentarios de muchos seguro que es que piensan que Pitágoras es un famoso diseñador de moda y no entienden por que lo nombra en su entrada.
Y ahora al tajo!. Sexo! quede bien claro que a las mujeres también nos gusta el sexo por placer, puro placer, sin amor. Polvo, plis-plas y no tenemos por que repetirlo ni iniciar una relación. Ocurre que por la época que nos ha tocado vivir, aunque ahora nos vamos abriendo de mente, siempre hemos tenido que fingir para no ser tachadas de "señoras que fuman" (como diría un buen amigo). Ay... fingir, fingir.

Sobre el ticket, único y exclusivo post-relación ojo ojito, que aunque algunos se lo tomen como un polvo vengativo, un punto final a una relación, un polvo con aquella tía buena con la que estuve.... etc... nunca olviden que no hay nada peor en el mundo que meterse en la cama con una mujer dolida y despechada. Lo que para ustedes puede ser un "polvo", para ella será algo totalmente calculado, premeditado (con nocturnidad y alevosía) y seguro que esconde un objetivo detrás....
O por lo menos eso creerán ustedes! ;-)

Sr. Albatros, gracias por estas entradas que me siguen recordando lo primarios que son los hombres en cuanto a sexo se refiere y cualidad que, por favor, no pierdan nunca!!!!

La Revolucion dijo...

Le ha costado recomponerse?
Pero qué diantre andaba haciendo mientras leía??

Por otra parte mi más sincera enhorabuena por esa lenta pero firme apertura que comenta, por su "plis-plas" (que me ha encantado), por su inteligente comment en definitiva, y muy particularmente por agradecer "las entradas" del sr Albatros.

Siempre es un placer leer una réplica madura, aguda e inteligente.

AhSe dijo...

Vaya... Yo, la verdad es que no veo mucha logica en esta frase:

"nunca olviden que no hay nada peor en el mundo que meterse en la cama con una mujer dolida y despechada. Lo que para ustedes puede ser un "polvo", para ella será algo totalmente calculado, premeditado (con nocturnidad y alevosía) y seguro que esconde un objetivo detrás....
O por lo menos eso creerán ustedes!"

Que quiere decir esto? Que la mujer... ??? Que los hombres... ??? Que el polvo... ???
E yo que me consideraba una persona con imaginacion!

La Revolución dijo...

Pues ya ves que no es así.

-No olvide comentar la interrelación entre mujeres en un próximo post sr Albatros.

Push It Up dijo...

Yo lo que tengo es un ticket para ir a ver a Prince en el O2.

evidencia dijo...

Apreciado Sr. Revolución:

creo que a estas alturas todos los participantes del blog ya saben que usted no es más que un mero recurso que el Sr. Albatros utiliza en los momentos de poca actividad del blog para activar la discordia.

albatros dijo...

Me gusta mucho ver que hay much@s expert@s sobre el tema participando en este blog.

Muchas gracias por los comentarios. Los hay realmente científicos, sin duda.

Repetiremos seguro...