martes, 26 de mayo de 2009

LIBRO: Sueños en el Umbral: Memorias de una niña del harén


De hecho, he leído la traducción catalana, Somnis de l'harem (Curioso el tema de los títulos). Independientemente de la lengua, una de las mujeres árabes más reconocidas mundialmente, Fatima Mernissi, presenta, a partir de recuerdos de su niñez, cómo era la vida de las mujeres en los harenes de principios del siglo XX. Sí, porque la Doctora Mernissi nació el año 1940 y vivió su niñez en un haren. Y "subrayo" doctora por lo increíble que me parece que una mujer árabe con dichos orígenes fuese capaz de alcanzar algo que actualmente defiende en debates y charlas por todo el mundo: la importancia de la educación para lograr la igualdad entre mujeres y hombres. Admirable.

Pero vayamos al libro. El texto muestra en paralelo el funcionamiento de los harenes de los años 40 en Marruecos, y los pensamientos de una niña que constantemente se hace preguntas e intenta encontrar respuestas. A veces muestra un cierto punto de complacencia hacia ciertos rituales o tradiciones, mientras que otras, es realmente dura con el constante cierre de puertas a las mujeres.

Al acabar el libro, cuesta no admirar a alguien que ha conseguido lo que ha consiguido Fatima, y es difícil no haber aprendido algo. Yo aprendí que Magreb en árabe es Marruecos, y Haram es lo contrario que Halal, o sea "lo que está prohibido" (en contraposición de "lo que está permitido"). Y algunas cosas más.

Conclusión: Chapeau! Doctora Mernissi, Chapeau!

Nota: B (alta)

11 comentarios:

El Samurái Entiende dijo...

Ciertamente es admirable un testimonio como el de la señora Mernissi, que con su categoría humana y profesional reivindica un respeto que la ensalza por encima de la categorización a la que se veía sujeta por una cultura tan misógina como retrógrada.

Por otra parte permítanme confesar que no hay nada que me ponga más que una doctora que me sepa hacer bien la comida.
Y si luego además cocina un lujo hoygan.

procsilas dijo...

chapeau i li fots una B? un poquitín de porfabor!!!

albatros dijo...

La revisión de notas, el jueves a las 12:00h, procsilas.

arya dijo...

También acabo de leerlo. Destroza un poco el mito del harén, donde un grupo de mujeres bellísimas luchan por el favor de un hombre. Este harén no deja de ser una prisión para las mujeres de la familia y los niños. Aunque los chicos saben que algún día tendrán otra vida y las niñas no. Pero no por ello todas las mujeres, desde la más anciana a la más joven, dejan de soñar con otra vida, donde no vean el cielo a través de un pequeño trozo de patio. Me llama la atención que la madre de la protagonista le hace prometer que nunca se cubrirá la cabeza con un pañuelo. Por desgracia, la mayor parte de países musulmanes en vez de avanzar, han retrocedido en el progreso de las libertades.

Anónimo dijo...

Y por supuesto en Occidente las mujeres somos libres. Por eso miramos a las "tercermundistas estas" con carita de pena. Con el calor que hace en verano, llevar pañuelo. Lo bonito que queda con Loreal. Es que lo valemos.

En 24 horas My Bloody Valentine.

Anónimo dijo...

el pelo*

albatros dijo...

Cada cultura sigue teniendo sus prisiones, sin duda.

arya dijo...

y cada uno crea sus propias prisiones y se encierra en ellas...

Anónimo dijo...

Yo sólo digo una cosa: Spectrum, Yo la tengo, My bloody Valentine y Aphex Twin.

Hoy!

albatros dijo...

:)

Anónimo dijo...

Yo sigo buscando un libro que narre como era el funcionamiento de los harenes árabes en la antigüedad sin éxito. Los del siglo XX carecen del encanto de las Arabian Night.