lunes, 29 de junio de 2009

Amadas odiadas palabras

A veces me encuentro escribiendo palabras que he oído y pronunciado mil veces pero que no había escrito antes. Son momentos terribles. Momentos de duda, e incluso diría, momentos de vergüenza. En Castellano no me suele pasar mucho, a parte de algún que otro "horfanato", pero en Catalán, "deu ni do" lo que cuesta a veces acertarlas, porque ¿es "volquers" o "bolquers"?

¿Acaso no les pasa lo mismo?

10 comentarios:

Chete dijo...

Justo estaba viendo en estos momentos el programa de Sanchez Dragó y mire usté por dóndee, no tié náada que ver...

Pero va de letras, o eso dice él.

Anónimo dijo...

Yo aprendí español en Jaén así que imagina.

Don Luis dijo...

Mi primera experiencia al respecto la tuve al escribir una carta a los Reyes Magos.

Después de probar con "air ganbois" "airgan vois" y demás alternativas creo recordar que opté por poner "muñecos divertidos", que a veces es mejor asegurar el tiro que no cagarla y quedarte sin regalo.

Desde aquellas navidades odio profundamente las marionetas.

albatros dijo...

:D Don Luis, si es que hay momentos en la vida que este tipo de vicisitudes marcan más que otros.

Chete dijo...

Aaaaahhhh!!!
Y es "vicisitudes" o "visicitudes"? eh?! No se si me s'entiende...

arya dijo...

Don Luís, genial!

:-D :-D

albatros dijo...

... o bisicitudes, Chete.

Anónimo dijo...

ecléptico en lugar de ecléctico. Siempre me pasa.

Redhan dijo...

Exacte, en català: Déu n'hi do ^_^

albatros dijo...

¡Uf!