jueves, 29 de diciembre de 2011

CINE: Un método peligroso

Me encanta David Cronenberg, especialmente cuando se sale de la normalidad (léase Inseparables o Crash, por ejemplo). Me gusta mucho cuando suaviza su estilo (como en Promesas del Este). Un método peligroso es un poco más suave todavía, aunque por el tema podamos pensar que nos encontramos ante una película escabrosa o con un componente sexual excesivo. Creo que Cronenberg no se pasa y que la película tiene mucho más de lo que a primera vista se puede ver.

Todo esto, aderezado con buenas actuaciones. A veces, la impronunciable Keira Knightley da casi miedo. Se desencaja la mandíbula para mostrar una locura terrible. A partir de aquí, un juego entre algunas de las primeras ideas del psicoanálisis y historias de sus padres, viviéndolas en sus propias carnes.

Conclusión: El hijo, el padre, el sexo, todo está relacionado.

Nota: B

2 comentarios:

Don Luis dijo...

La he visto, acompañado por una bella y joven dama, sí.
Como digo, vimos juntos la escena de los azotes y voy a dar aquí mi opinión.
Pero no todavía.
Toma Cliffhanger del copón.

Daniel Riera dijo...

Don Luis, algún día me dará un infarto. Sin duda.