jueves, 15 de marzo de 2012

El guardián de las palabras

Aunque tengo un par de visitas al cine pendientes, como todavía estoy comenzando la bajada del pico de trabajo del principio de semestre, lo intentaré con una minientrada (más que nada por no dejar morir el blog, que le tengo cariño).

Estaba pensando que mi problema principal es que algunas palabras a veces, de repente, huyen de mi. Es curioso pero no soy capaz de recuperarlas ni de la punta de la lengua. Seguiré buscando. Gracias por la paciencia, amigos, alumnos, familia, etc.

2 comentarios:

Chete dijo...

Si se te escapan, juega al apalabrados.

Daniel Riera dijo...

:) Sería el peor jugador del mundo. Te lo aseguro. :(