viernes, 18 de mayo de 2012

LIBRO: Steve Jobs: La biografía

[De iNFoRMáTiCa++ (autoreferenciándome, autocopiándome, reciclando... ¡Qué vergüenza!)]


Antes de comenzar, déjenme que diga que no soy sospechoso de ser amigo de Apple. Y aunque tengo un iPod Shuffle y el primer ordenador con el que empecé a programar (y me enamoré de éste, nuesto ámbito) era un Apple II :_) , nunca me ha gustado la estrategia del señor Jobs. He sido, soy y seré muy crítico con ella, aunque reconozco que Apple le da mil vueltas al resto de compañías en lo que se refiere a la experiencia de usuario, entre otras cosas.

Aun así, como informático, creo que debía dar a la biografía de Steve como mínimo una oportunidad. El libro es bastante largo (más de 800 páginas), por lo que no tenía claro que pasase del primer capítulo. Con esta actitud, comencé a leer. Y debo decir que, sorprendentemente para mi, lo he acabado, y lo que es más, lo recomiendo encarecidamente. Léanlo. De verdad.

Antes de entrar en el personaje, déjenme decir que sí que es cierto que en ciertos momentos parece un poco una apología de la marca que creó. Pero realmente, yo creo que esto viene dado por las fuertes convicciones de Jobs y su capacidad de concentración en la línea seguida. Eso lleva al libro a repetir constantemente sus mantras sobre cómo debe ser una empresa y cómo deben crearse los productos.

El texto muestra a una persona que en mi opinión tiene aquello que suelen recopilar los genios: por un lado una visión y unas capacidades fuera de lo común. En el caso de Jobs, para entender, a priori, qué es lo que necesita la gente y cómo debe ser. Y por otro lado, una incapacidad para tratar otros aspectos de la vida: en su caso, a las personas: falta de empatía o asertividad, etc. Todo esto, lleva a Jobs a tener una vida profesional espectacular, en la que a parte de algunos fracasos (siempre bien valorados en el mundo anglosajón y muy mal en el nuesto, por desgracia), su legado es espectacular. A parte de todos los productos de Apple que ya conocemos y que no voy a enumerar, su irrupción en Pixar fue determinante. Este señor cambió el mundo. Sí, ya se que no estaba solo. Y, de hecho, creo que en el libro se hace justicia (nunca plena, seguro) a algunos de los que le acompañaron en el camino.

Cabe decir que Jobs nunca llegó a leer el libro, ya que uno de las condiciones que puso al escritor (Walter Isaacson) fue no controlar su desarrollo. Evidentemente, él fue la mayor fuente de información, pero a parte de esto, está muy bien documentado con opiniones de amigos y enemigos. Y créanme, a mi no me gustaría que se explicasen de mi persona ciertas cosas que se dicen de Jobs en la biografía. De hecho, y sin hacer ningún spoiler (porque creo que todos sabemos cómo acaba el libro), en su lecho de muerte, Jobs le pregunta a Isaacson si se enfadará con él cuando lea el libro, a lo que el autor responde que, sin duda, leerá cosas que no le gustarán. Es por esto que Jobs le promete que, para evitarlo, no lo leerá hasta que haya pasado un año de su publicación. Por desgracia, esto no fue posible.

Descanse en paz uno de los genios más grandes que ha dado nuestro ámbito. Lean el libro. Conocerán a una persona especial y se darán un paseo por Silicon Valley, conocerán al señor Hewlett y al señor Packard, al bueno de Woz, que implementaba las ideas que compartía con Jobs y que siempre quiso un sistema abierto, en contraposición a lo que quería Steve. Se sorprenderan con la gente del Xerox PARC, que inventaron casi todo lo inventable y no fueron capaces de llevarlo a la gente. Verán lo importante que fue el protagonista para Pixar, y la industria de la animación digital, así como para una Disney que en aquellos años se comenzaba a tambalear. Entenderán un poco más la relación de amor-odio entre Jobs y Bill Gates, entre Apple y Microsoft. Conocerán al Steve zen, vegetariano, ayunador, descalzo, con una más bien justa higiene personal, enfermo, manipulador, maniático, líder, etc.

En fin, descanse en paz, y por tercera y última vez en esta entrada, permítanme que les diga: Léanlo. Habrá cosas con las que no estén de acuerdo, cosas que no les gusten y otras que les sorprendan, pero no creo que se aburran ni que se arrepientan.

8 comentarios:

Don Luis dijo...

Sin ánimo de polemizar y con interés de aprender, porqué se dice exactamente que cambió el mundo este muchacho?

Daniel Riera dijo...

:) Perdona, ¿tú no has visto Toy Story? #nojasefaltadisirnadamás

Don Luis dijo...

No. Que lo pregunto en serio.

Daniel Riera dijo...

Hoy le explico personalmente, Don Luis. No problemo.

Don Luis dijo...

Pues no lo he pillao.

Daniel Riera dijo...

Pues más claro el agua. :P

OK, tú ganas:

Aunque muchas de sus aportaciones no fueron más que mejoras o adaptaciones de "inventos" de otros (por ejemplo, del Xerox PARC), Jobs fue capaz de entender lo que la gente necesitaba. Eso hizo que todo (o casi todo) lo que hacía, triunfase.

Él fue el primero en en introducir los sistemas operativos no textuales (copiados por M$), el ratón, las tipografías, etc.

Aunque yo sea contrario a esta filosofía, él decidió que los productos Apple (y NEXT) debían unir HW y SW como un sistema único y cerrado. Además insistió en la importancia de la experiencia del usuario.

Por otro lado, creó Pixar, y elevó la creación de películas animadas al máximo exponente. Salvó a Disney de hundirse definitivamente.

Salvó a la industria discográfica, introduciendo la posibilidad de comprar canciones en linea a 0,99$.

Y por si fuese poco, hoy en día, subes al metro y es difícil no ver dispositivos creados por él o copiados de los creados por él.

Ya se que algunos de estos méritos son discutibles, pero, mal que me pese, cambió el mundo. Como mínimo, en mi opinión, claro.

Don Luis dijo...

Ya le refuté en petit comitè. Así que aquí me limito a saludar.

Daniel Riera dijo...

:)Cierto es.