lunes, 9 de abril de 2007

CINE: The Messengers


Debo reconocer que disfruto, normalmente, con las películas de terror. Especialmente, me han sorprendido en estos últimos tiempos, películas que venían de oriente. El tipo de terror es diferente del que viene de Hollywood, basado en golpes de volumen que más que asustar, te remueven todos los órganos por reverberación. En las películas orientales, se juega mucho con maltrechos fantasmas, niños demacrados de grandes ojos, movimientos epilépticos, etc. Esto, en mi caso como mínimo, genera un, llamémosle "mal rollo", que me mantiene en tensión en todo momento.

La película The Messengers viene desde Hollywood, pero es dirigida por los (orientales) gemelos Pang (Oxide y Danny). Por lo tanto, una apuesta arriesgada, una combinación peligrosa.

Y tan arriesgada. La historia que nos cuentan es la de siempre, y por si fuera poco, nos engañan constantemente (bueno, eso pretenden). Visualmente, recuerda a algunas películas orientales, pero no genera el "mal rollo" esperado. En fin, menos en una escena, que creo que la alargan mucho y muy bien.

En fin, no diré mucho más, porque no creo que valga la pena.

Conclusión: Si os gustan mucho mucho las películas de miedo, pero mucho mucho, quizás podéis verla. Si no, no perdáis el tiempo.

Nota: C- (a repetir, señores Pang)

5 comentarios:

lily dijo...

hello``
my name is lily``
welcome to my blog http://www.lilysweetroom.blogspot.com

redhan dijo...

Buuuuuh....que pasa con el spam, lily!!

Mira, esta vez te perdono pq tienes una PSP en el blog (si claro, será por eso...) ;-)

albatros dijo...

Creo que lily no entiende qué quiere decir exactamente Buuuuuh, porque es de China.

Totalmente de acuerdo con tu comentario, redhan.

Don Luis Mata dijo...

Qué calladito lo tenías Albatros. Está crujiente, las cosas como sean.

redhan dijo...

Es más, quizá "buuuuh" en chino es un signo de aprovación! Cuano uno torea culturas diferentes, nunca se sabe. Tu levanta el pulgar en Japón para dar tu aprovación o brinda diciendo "chin chin"...

PD: Don Luis Mata es un hombre sabio.