martes, 10 de abril de 2007

Fieles, pero poquito

Hay una cosa que hace tiempo que me ronda la cabeza. Quería enviar una carta a un periódico, pero la verdad es que creo que caería en saco roto, así que lo escribiré en mi blog, que como mínimo lo leerán 6 o 7 fieles (a mi blog, no a mi, conste).

Siempre he oído aquello de el cliente siempre tiene la razón. Además, desde hace un tiempo, oigo también que las empresas se han dado cuenta de la importancia de fidelizar a su clientela. Históricamente, el ser humano aplica estas ideas desde que es civilizado (¡atrevida afirmación!). O como mínimo, desde que se dio cuenta que es mejor tener los animales en cautividad, que salir a cazar cuando llueve.

Así pues, las compañías que nos ofrecen servicios a pagar periódicamente, y que sufren feroz competencia, intentan fidelizarnos (palabra no aceptada por la RAE). Regalos, descuentos, puntos, etc. Bueno, ¿qué les voy a contar? Acabo rápido, tranquilos.

Entonces, me pregunto ¿qué tipo de premio me dan cuando me dicen que los puntos que había acumulado hasta el momento, CADUCAN? ¡Por favor! ¿Acaso caduca la fidelidad? ¿O es que sólo se premia la fidelidad reciente? No queremos fieles ancianos. O mejor, la fidelidad se premia, pero sin pasarse. ¿No nos estarán alimentando para no tener que mojarse en día de lluvia?

En fin, digo esto porque me pasa con mi compañía de telefonía móvil y la de mi tarjeta de crédito.
Y me pregunto, ¿es que se creen que somos idiotas?

8 comentarios:

kland dijo...

Creo que te equivocas bastante, la fidelización es un camelo de marketing de las compañias, ya que de verdad lo que les interesa es la "captación" de nuevos clientes.

Sino puedes ver quien se queda las mejores ofertas, las ofertas de bienvenida, las tarifas baratas etc...

Mientras los que llevan años en una compañia acaban pagando mas que el primero que pillan por la calle para que se les apunte.

albatros dijo...

kland, estoy totalmente de acuerdo con que es un camelo. Sin duda. Simplemente subrayo que nos venden algo como "cuanto más tiempo estés con nosotros, mejor te trataremos" mientras que realmente, dicho camelo caduca pronto.

No entiendo de economía ni de marketing, pero me da la impresión que juegan con el hecho que cuando un cliente lleva un cierto tiempo recibiendo un servicio, se "acomoda" y no cambia a otra compañía, simplemente por comodidad.

Respecto a esas ofertas, buenas tarifas, etc. creo que realmente no existen. Eso de "domicilíe su nómina en nuestro banco y le regalamos tal" o "ponga tanto dinero a tal plazo" suelen ser timos, ya que las empresas (especialmente los bancos) nunca pierden. Siempre hay letra pequeña.

Así que no creo que los clientes salgamos ganando nunca. Ni al principio, ni con el paso del tiempo. La cuestión es que al principio, nos hacen creernos más mimados.

redhan dijo...

Bueno, supongo que una de cal y una de arena, puesto que si te marchas a otra compañía cuando te dé la gana, tampoco te pedirán que devuelvas con carácter retroactivo lo que recibiste de más "por ser fiel"...

Porque puede ser interesante preguntarse: todo lo extra que uno recibe sustendandose única y exclusivamente en la existenca de una relación ¿debe devolverse cuando esta acaba? ¿O Santa Rita, Rita, lo que se dá no se quita?

albatros dijo...

redhan, ¿de qué tipo de relación hablas? ;)

Redhan dijo...

Pues del tipo que estamos hablando, que es el contexto de tu entrada y el resto de comentarios: de una relación puramente comercial ¿no?

Ahhh! Ahora caigoooo....Tu entrada tiene mensaje subliminal que no había captado. Ya entiendo por donde van tus tiros, yaaaa, pillín. Sinó, no entiendo que no te quedara claro de entrada ;)

procsilas dijo...

per quan una rebelió dels consumidors???

impossible, imagino

La Revolución dijo...

Escribiremos un m nifi sto!!
En cuanto acabemos de pagar las letras.

La Revolución dijo...

Perdonen que me repita. Debe ser algo que me han comido:

Sr Redhan, a eso llamo yo meter el dedo en la húmeda llaga. Quizá en toda regla.

Qué mal gusto.
Imagínense.