viernes, 15 de febrero de 2008

Sin ton ni son

No se si os habéis fijado, pero cada vez escribimos peor. Nos toca vivir un momento en que podemos comunicarnos, opinar, mostrarnos al resto del mundo con absoluta facilidad. Tenemos blogs, foros, chats, y un largo etcétera de recursos para expresar lo que pensamos y lo que somos. Y, si bien el fondo es muy importante, la forma es fundamental. Y estamos olvidándola.

Yo no soy precisamente de letras. Más bien, todo lo contrario. Cuando leo algo bien escrito, bien ordenado, bien estructurado, me imagino a alguien capaz de ordenar sus ideas y de transmitirlas. Cuando leo un escrito con faltas graves, que no estructura o que no se hace entender, me dan ganas de decirle: "Por favor, vuelve a leer lo que has escrito, pásale un corrector ortográfico y estructúralo". Pero claro, curiosamente, en la época de las "oportunidades comunicativas", da la impresión que no entendemos que a veces nos aporta más escuchar, leer y mejorar, que escribir sin ton ni son.

Así, si para enviar un SMS, dadas las prisas, la incomodidad del teclado, y el espacio limitado, está bien comprimir la información usando k's por ejemplo, cuando escribimos un currículo, ninguno de nosotros va a usar ese registro. Las prisas no son buenas consejeras cuando queremos expresar lo que pensamos. Por que lo que pensamos es lo que somos. E igual que cuando queremos mostrar nuestro exterior, lo arreglamos al máximo, a la hora de mostrar nuestro interior, debemos hacer un esfuerzo por cuidarlo. Porque lo que importa es el interior, ¿no?


Una cosa más: Si alguien se ha dado por aludido o aludida, quizás ese sea el primer paso para mejorar. Conste, eso sí, que los lectores "habituales" de este blog escriben bastante bien (y no es peloteo), gracias a Dios. Bueno, gracias a su esfuerzo, en este caso. Esfuerzo que cada vez más gente está menos dispuesta a hacer. ¡Tengo miedo!

16 comentarios:

AhSe dijo...

Pues yo me imagino lo mismo. Cuando lees algo bien escrito, ordenado, estructurado, te imaginas que el autor utiliza su cabeza para pensar y no para taparse el cuello para que no le llueva adentro.
Cuando lees un escrito con faltas graves, que no estructura o que no se hace entender... yo, por ejemplo, tengo una cierta tendencia a pensar que lo ha escrito un idiota. La verdad es que soy mala. :-|

El Samurai Entiende dijo...

He de decir que en sus breves cuatro párrafos he contabilizado a vuelapluma unas 40 comas.

Habida cuenta del hecho de carecer prácticamente de enumeraciones, y del también profuso uso que hace en él del punto y seguido y de los dos puntos, me veo obligado a manifestar que su redacción encierra cierta matemática rítmica.

Y nótese aquí el inteligente giro de cerrar una ácida crítica con un eufemismo metáforico.


- Y es que estabas expuesto, y lo sabías.

TinkerBells dijo...

Estoy bastante de acuerdo en lo que decís pero quiero puntualizar. Es cierto que la ortografía sufre una crisis importante y en gran parte promovida por los sms, msn y demás.
Pero también es cierto que escribir no es fácil. Elaborar un texto correctamente estructurado y en el que el lector capte la esencia de lo que quieres expresar es una tarea más compleja de lo que pensamos.
Momento de reformas educativas.... a ver si alguien piensa en ello!

albatros dijo...

Totalmente de acuardo, Tinkerbells. Está claro que una reforma educativa coherente no estaría mal. De todos modos, no se cómo la gente, en general, no se preocupa un poco más por el tema y se esfuerza por mejorar.

Cuando ves ciertos correos electrónicos formales, se te cae el alma al suelo.

redhan dijo...

Hoygan!

La frikipedia te enseña,
la frikipedia entretiene,
y yo te digo contento,
hasta el post que viene...

albatros dijo...

Tú los has dicho redhan "petete". La frikipedia suele mostrar el camino.

procsilas dijo...

haber que pasa con esos errores!!!

albatros dijo...

¡Dios!, ¡Cuánto dolor! Tú no, Procsilas. :_(

Anchiano dijo...

Respecto al maltrato que nuestro lenguaje sufre desde hace algunos años, me temo que no hay mucho que hacer y en un par de generaciones, si la cosa esta de la educación no se endereza, como parece que es la tendencia gracias a las nefastas leyes de nuestros políticos (algo que creo les beneficia, porque la ignorancia es la madre de la manipulación y la falta de criterio), seremos un país de analfabetos funcionales. Es muy triste que en una época en la que teoricamente, gracias a la abundancia de medios y oportunidades, deberían de abundar las mentes inteligentes y brillantes, tenga la sensación personal de que la ceporrez no cesa de aumentar a nuestro alrededor. Saludos.

albatros dijo...

anchiano, te compro la idea para una entrada. Quizás, como dice la sabiduría popular, "Dios le da pan a quien no tiene dientes".

Anchiano dijo...

Te la vendo baratita. Bien, realmente nunca antes ese dicho popular ha tenido tanta vigencia como ahora, intelectualmente hablando. Yo pienso que es solo una parte del gran problema que tenemos entre manos. Subscribo totalmente el título de tu blog (el mío nació con afan renacentista tambien) y apoyo desde ya un "Requetenacimiento" de Occidente antes de que nos caiga encima la "Edad Media Tecnológica" a la que nos vemos abocados sin remisión, una oscuridad intelectual retroiluminada por pantallas de móviles de última generación con la canción del "Chiki chiki" (bueno, lo de BF tiene su gracia si no lo tomas en serio, pero ¿y si hay gente que si lo hace?). Al final tendremos que pedir a Georgie Dan que nos devuelva la barbacoa que se llevó, pero para inmolarnos en ella con vuelta y vuelta y librarnos por fin de la cutrez y la chabacanería que han dejado de ser graciosas y comienzan a ser preocupantes por lo cotidianas. Y esto último lo he dicho totalmente en serio. Un saludo.

albatros dijo...

Sabias palabras, anchiano. Ahora toca aquello de "¿quién le pone el cascabel al gato?". Porque alguien tendría que empezar a poner remedio a esta "culturabasurización".

Anchiano dijo...

Se me ocurre que los poderes públicos, pero no creo que les preocupe mucho. Antes al contrario: les conviene. Cuanto menos culto es un pueblo, más fácil es de manipular y de engañar, que son las dos asignaturas donde los políticos sacan las notas más altas. Ya sé, ya sé. Todos no son iguales, pero como le dijeron a Abraham cuando le dió por defender Sodoma: "Si hay 10 hombres justos, no destruiré la ciudad". Bueno, pues pongamos que hay 9 políticos justos. Ya sin excesos, el corazón a veces me dice que confie en los políticos, pero mi cerebro me dice que son todos iguales, que quieres que te diga. En fin, alguien debería poner manos a la obra. Pero esta la cosa muy, pero que muy complicada. Soy muy pesimista en este sentido, creo que salvo cuatro gatos "mal contaos" como tú y la gente que visita tu blog, a la mayoría de la gente le importa un pimiento que cada vez seamos mas ignorantes. Es que este tema es un no parar, desgraciadamente. ¿A ti que se te ocurre que se podría hacer al margen de las instituciones?

albatros dijo...

Realmente es una pregunta de difícil respuesta.

Alguna vez que lo he discutido, otros han llegado a la conclusión que la televisión es la principal culpable. Ante esto, la proponen limitar la telebasura e introducir más cultura, arte, ciencia, etc.

Pero realmente, ¿la gente ve telebasura porque sólo hay telebasura?, o ¿sólo hay telebasura porque es lo que más demanda la gente?

A mi no me gusta limitar nada. Yo se cómo puedo intentar educar a mis hijos, pero no puedo influir excesivamente en otros. Además, igual yo lo haga peor que ellos...

Anchiano dijo...

Si, la verdad es que es un problema de dificil solución. Como bien dices, no se puede influir excesivamente en los demás y nadie esta en la posesión de la verdad (pero todos de alguna u otra forma, yo incluido, creemos tenerla). Respecto al tema de la telebasura, me pones en un dilema. Creo que es un poco de ambas cosas, aunque hay más de lo segundo, que de lo primero. Pero la cultura es para la sociedad como las verduras para un niño. Siempre preferirá una hamburguesa, con doble de patatas y ketchup, pero no se puede alimentar solo de eso. Al final engordará, enfermará y se hará lento. Yo todavía no tengo hijos, pero espero el día que los tenga darles buenos hábitos alimenticios para el cuerpo y la mente. Aunque supongo que eso no es nada fácil, porque tambien depende de ellos. Saludos.

albatros dijo...

Seguro que serás un buen padre. Incluso teniendo en cuenta lo difícil que tiene que serlo hoy en día. Cada vez parece que hay que "luchar" contra más cosas...