jueves, 12 de junio de 2008

Yo huelgo, tú huelgas, y punto

La naturaleza humana nos lleva a veces a ser injustos. De hecho, quizás debiera decir que a pesar de nuestra naturaleza humana a veces podemos ser justos. Tenemos facilidad por defender nuestros derechos. Incluso a veces respetamos los derechos de los demás.

Llevamos unos días en que una huelga de transportistas ha puesto patas arriba a media Europa. O como mínimo, a media España. Éstos, haciendo uso de uno de sus derechos constitucionales, han decidido parar hasta que se llegue a un acuerdo con el gobierno. Creo que nadie puede quejarse de esto. Están en su derecho y si realmente tienen razón, espero que consigan todo lo que piden.

Pero en las noticias, estos días, se ha visto algo que no es aceptable. Si tenemos derecho a hacer huelga, también tenemos derecho a no hacerla. Y eso no se ha respetado. Y ha traído consecuencias. Consecuencias muy graves.

Así que una vez más parece que se demuestra que las palabras piquete e informativo, como dicen los ingleses, no colocan.

¿Para cuándo una huelga contra aquella gente que no respeta los derechos ajenos y que se molesta cuando les tocan los suyos?

4 comentarios:

Raquel dijo...

A mandar !!! Pon día y hora y pa' lante. :)

Feliz fin de semana.

albatros dijo...

:) lo que no se es con qué les vamos a presionar. :(

Gracias. Muy buen fin de semana!

Raquel dijo...

Pues no sé... piensa tú. A ver si lo voy a tener que hacer todo yo !!! : )

albatros dijo...

:) Estoy en ello, pero creo que tengo pocas ideas. En cuanto se me ocurra algo, aviso...