viernes, 13 de febrero de 2009

TEATRO: La revolució


Suena a clásico francés esta obra pero nada más lejos de la realidad. Se trata de una historia alrededor de un videojuego futurista. Un videojuego capaz de recoger los sentimientos, los deseos, los miedos del jugador y utilizarlos para hacerle consciente de éstos. Un juego que va más allá de ser un psicólogo virtual.

Alrededor de esta base, se cruzan relaciones de amistad, de empresa (jefe-empleado), de amor y desamor, así como intereses económicos y otros no tan terrenales.

La obra es entretenida pero no creo que guste a todos los públicos. Recetable a jóvenes, especialmente aquellos con cierto toque freack freak o geek. Los actores, en mi opinión, están bien, pero debido a la carga emocional de los papeles que interpretan, a veces no muy creíbles.

Conclusión: La gente sigue creyendo en la Inteligencia Artificial como tal...

Nota: B

4 comentarios:

procsilas dijo...

freaCK és un freak que usa calçotets Calvin Klein?

porfabor!!!

albatros dijo...

:) ups! és que no se'm dóna bé l'anglès. Ja vaig haver de mirar cóm s'escrivia "geek"... Imagina!

De totes maneres, m'agrada la teva proposta de definició. Compro!

Anónimo dijo...

De fet, jo diria més be què és recomenable per a gent normal. O, com a molt, per la subespècie "friki de Atenea" http://www.frikipedia.es/friki/Friki

albatros dijo...

Llegint-me això de "friki d'Atenea" m'he portat un bon ensurt. Estic mirant-me al mirall, a la cerca de diferències. :(