jueves, 26 de marzo de 2009

CINE: The reader


Dado que se ha hablado muy bien de esta película, voy a intentar no ser repetitivo. Supongo que me pasó lo que pasa cuando te hablan mucho y bien de una película: que te gusta pero que no te parece que sea para tanto. Así, Cate Winslet no es que esté fantástica. Lo que pasa es que siempre está fantástica. Por lo tanto, no es para tanto. El argumento, es bueno, pero, para mí, no es especialmente bueno: Ya no nos sorprende ver a una pareja, sea hombre-chica, mujer-chico, o sea lo que sea.

Me gusta el hilo sobre el que se sostiene la película: el "placer" de escuchar a otro leer. La capacidad de leer (no se si en este caso puedo llamarle "competencia", al más puro estilo Bolonia) es de aquellas cosas que damos por hechas y que no sabemos valorar suficientemente. Si además eres capaz de leer a autores en sus propias lenguas originales, aun más.

Lo que menos me gustó de la película es el juego que se ve en muchas películas en las que hay dos personas que deben estar juntas y no pueden estarlo: el orgullo de retirarse cuando el otro cede y da el paso. Es un recurso que encuentro demasiado repetido: orgullo, orgullo y más orgullo.

Conclusión: Si usted puede leer esto... no necesita gafas (Spaceballs)

Nota: B (vale la pena, pero que no os la recomienden)

3 comentarios:

arya dijo...

siempre me han indignado los argumentos "nuestro amor es imposible"...me parece argumento de cobardes y conformistas y siempre me voy del cine cabreada con los protagonistas. O no es amor, o no es imposible. Y punto.
Veremos la peli, a ver que tal resuelven el dilema...

albatros dijo...

Totalmente de acuerdo. Creo que realmente este tipo de argumentos sólo sirven para justificar las escenas de sexo de la película. :)

arya dijo...

bueno, en ese caso, mientras sea por una buena causa ;-)))