miércoles, 18 de marzo de 2009

Contrastres

Sí, sí, contrastes. Y es que hace unos minutos, cogía el metro en Monastiraki, dirección al Pireo, y veo que en la misma estación, desde el tren puedes ver ruinas griegas por doquier. La gente, ni mirárselas, claro. Y no he podido evitar en ese momento, imaginarme un griego de la época de dichas ruinas viendo pasar una máquina infernal llena de borregos por allí. Como mínimo, digo yo, hubiese prestado un poco de atención. En fin, somos seres humanos y debemos llevar en los genes el común interés por el futuro así como una desidia por todo lo que sea del pasado. Así nos va.

5 comentarios:

Chete dijo...

A mí, particularmente, el pasado si lo veo cada día, me da bien igual.

Y es que, amigo Albatros, lo pasado, pasado está y el futuro, ah! el futuro...

Se nota que no ha visto Watchmen.

albatros dijo...

Querrás decir, Chete, "se nota que no ha leído Watchmen". ;)

El problema del futuro es que ya no es lo que era.

procsilas dijo...

dos horas después una lluvia torrencial se lo llevó todo

ya lo decía Gila, Grecia es muy bonito, pero está todo roto

albatros dijo...

procsilas, si la lluvia se lleva las piedras, imagina los imperios franceses y británico.

Lo que no entiendo es que pase lo mismo en Egipto cuando allí no llueve casi nunca. :O

Chete dijo...

Se nota que no ha leido lo ultimo de Alan Davis(*).

(*)Disponible en cualquier libreria especializada.