lunes, 1 de enero de 2007

Helarte al límite

Aunque no entiendo mucho de arte, intento disfrutar de él y me esfuerzo por entenderlo, y comprender lo que los expertos cuentan, aunque creo que éste va más allá de toda explicación.

Dicen que el arte, el buen arte, tiene que generar en las personas algun tipo de reacción. Me da la impresión que hay gente que lleva este concepto al límite y se aprovecha de él. Acepto que quizás lo hacen convencidos de aportar algo, y seguro que a muchos les gusta, pero creo que a veces se parece demasiado al cuento de aquel rey que contrataba a los mejores sastres de su reino para que le hiciesen el traje más bonito jamás diseñado.

[Para quien no lo recuerde, el traje no existía, pero los sastres tomaban el pelo a todo el mundo diciendo que la tela utilizada sólo podía ser vista y apreciada por aquellos que eran competentes en su trabajo. Evidentemente, nadie la veía pero a todos les parecía maravilllosa. Incluso al rey.]

Por circunstancias de la vida, he tenido la suerte de estar en algunos de los mejores museos del mundo, y la verdad, es que he visto de todo.

Hace unos años, en el MOMA de Nueva York vi un cuadro que me engañó. De lejos, pensé que habían dibujado un corte sobre el lienzo. Era tan realista que era real. Era un corte sobre el lienzo. ¡Pues vale!

Hace menos tiempo, en el MACBA, en Barcelona, vi un cuadro que se llamaba algo así como El Capitolio en blanco, y era un cuadro totalmente en blanco. Me pregunto ¿cómo sería el Parlamento británico en blanco? Estoy por ponerme a hacer toda una serie de cuadros de esta temática. No se, me veo capaz.

Y no hablemos de aquello que llaman (de manera moderna) performance, y entre las que encontramos: "silla con chaqueta colgada" (bueno, quizás la chaqueta era de un visitante y no me fijé bien en el título), "casa explotada, trocitos recogidos y colgados del techo" (esta la vi en la Tate Gallery, creo. ¡Cosa fina!).

Bueno, acepto que haya gente que le guste, pero cuidado no le enseñemos estas obras a un niño y éste, como en el cuento diga: ¡Pero si va desnudo!

4 comentarios:

procsilas dijo...

jeje, no siguis dolent, el que comentes de les obres d'en Fontana i d'altres és el mateix que va passar en el seu moment amb Van Gogh, etc.

l'art transgredeix, provoca, sacseja, colpeix, o no és art

salutacions,

procsilas (http://procsilas.net)

albatros dijo...

Curiosament Van Gogh transgredia, provocava, sacsejava i colpia amb la seva pintura. No se li va acudir tallar-se una orella, fotre-la en un pot i vendre-la a un museu. O si? ;)

Moltes gràcies pel comentari, procsilas. És un honor per mi que el primer comentari a aquest blog el faci algú que per mi és un veritable requetenaixentista.

Redhan dijo...

Todo esto que comentas, que se lo pregunten a los del programa "El Buscador"...

http://www.youtube.com/watch?v=Pj4MVtoNWZc

albatros dijo...

Creo que debería reconocer a Redhan como coautor del blog. Ante el video propuesto, creo que sobran las palabras.

Queridos padres y madres, nada más piensen que cada obra maestra de sus hijos cuesta 15000 euros. Con un par a la semana...