jueves, 6 de agosto de 2009

El mundo sigue igual... (1)

... el señor Camps, del PP de Valencia, no será juzgado en principio, aunque los magistrados reconocen que sí que recibió regalos (y por lo tanto, sí que mintió cuando dijo que no los había recibido). No es demostrable que los regalos fuesen a cambio de favores políticos. Curioso. ¡Qué suerte tienen algunos políticos!, que aunque ya tienen más dinero que la mayoría de mortales, reciben regalos a cambio de nada.

Y en Venezuela, el país sigue su proceso de "dictatorización" (porque supongo que esa es la antítesis de "democratización"). Así pues, Chávez, en las próximas elecciones, aun sacará más votos que los que no sacó en las últimas. ¡Eso sí que es planificación estratégica!

Y la crisis que sigue dejando familias enteras en paro y añade impagados a la larga lista de impagados. Los bancos no prestan el dinero inyectado por el gobierno. Bueno, no lo prestan a nadie que no sea el Real Madrid, el cual lleva gastados más de 250 millones de euros en fichajes. Como dice (o piensa) Floren, "el Real Madrid está reactivando la economía". Y qué razón tiene: El dinero que el gobierno español inyecta a los bancos, se presta al Real Madrid, y éste lo envía al extranjero. ¡Suerte que los madridistas en paro no paran de comprar camisetas! Aunque no se si es suficiente ¡Hay que esforzarse más, leñe! ¡Por España!

... igual, igual que siempre...

3 comentarios:

arya dijo...

El tema de Venezuela es mucho más complejo que lo que podemos ver desde aquí. Conozco directamente personas que tienen familiares cercanos en el gobierno de Chávez, y hay que visitar el país para darse cuenta de que nos explican lo que a Estados Unidos les interesa. Un ejemplo, en 2003 el analfabetismo era de casi un 9%, en 2005 consiguió reducirlo a menos de un 1%. Y saber leer es el primer paso para el desarrollo de los ciudadanos.

arya dijo...

Lo del "sr." Camps sí que no tiene perdón ni justificación alguna.

albatros dijo...

Efectivamente arya, lo del señor Camps ha tenido perdón sin necesidad de dar ninguna justificación. ;)